José de la Vega y Marrugal

 

Fiesta de Vista Alegre.

 

La bailaora, 1858.

José  de la Vega y Marrugal (Sevilla 1827 –  26 diciembre, 1896). Hijo del arquitecto Antonio de la Vega y de María de los Dolores Marrugal. Cursó sus estudios en la Escuela de bellas Artes de Sevilla, siendo discípulo de Eduardo Cano y de José María Romero.

Fiesta flamenca

 Se dio a conocer en 1858 en la Exposición Agrícola, Industrial y Artística de Sevilla con el cuadro histórico  La muerte de Pizarro, si bien por entonces ya practica la pintura costumbrista como su cuadro La bailadora, fechado en 1858 y que acusa el estilo de Manuel Rodríguez del Guzmán y de su maestro José María Romero. Otros trabajos suyos de este periodo como Fiesta flamenca y Galanteo en la feria siguen el tipismo y  los mismos motivos iconográficos que su contemporáneo Manuel Cabral Bejarano.

 Exhibió sus obras en la Exposición de Sevilla de 1868 y fue socio de la Academia Libre de Bellas Artes de la capital hispalense. Residía en la calle Alameda de Hercules, 52

 Participó en la Exposiciones  de Cádiz de 1862 con Un episodio de la guerra de África, la de 1868 con Pío IX visitando a los garibaldinos en el castillo de San Ángelo y tres cuadros de costumbres. A partir de la década de 1870 sus cuadros denotan el anecdotismo, como El oportunista (1875) pero también un mayor énfasis en lo social y las labores del campo, como La niña de los pavos (1878), Un calesero enjaezando a una mula (1879) que presentó en la exposición de Cádiz, obteniendo una medalla de plata y Los recoveros (1890) que presentó en la Exposición Nacional de Bellas Artes.

Galanteo en la feria

También practicó las naturalezas muertas  como  bodegones de frutas (1879) y dos cuadros de Uvas negras y blancas (Exposicion de Cádiz de 1880). Como retratista, en 1892 el ayuntamiento de Sevilla le encargó que plasmara en lienzo la figura del almirante Cristóbal Colón. Un cuadro de sunto religioso se conserva en la colección Bellver. 

 A pesar de trabajar en un empleo estable como delineante en la sección de carreteras provinciales de la Diputación de Sevilla, también se dedicó a la enseñanza, teniendo  como discípulo a partir de 1875 al célebre escultor Susillo (1857-1896) y con posterioridad al paisajista Manujel García y Rodriguez (1863 - 1925).

 Se da la circunstancia que fallecio pocos días después de suicidarse su discipulo el escultor Susillo.

 

El oportunista, 1875

 

Gerardo Perez Calero  La Academia Libre de Bellas Artes de Sevilla (1872-1888). Laboratorio de arte 11. 1998

Guia de Sevilla, su provincia, 1865

El Liberal, 17 agosto 1880

Antonio Reina Gómez, El paisaje en la pintura sevillana del siglo XIX. Sevilla 2009.

El Liberal, 26 diciembre 1912

La niña de los pavos, 1878.

La Ilustración Católica, 15 agosto 1887

La Época, 27 diciembre 1896

La Correspondencia de España, 29 diciembre 1896

La Unión Católica, 29 diciembre 1896

“El retrato de Colón” La Unión Católica, 28 septiembre 1892

Augusto Comas y Blanco  La Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid. 1890. Madrid 1890.

José Cascales Muñoz Las Bellas Artes plásticas en Sevilla. Toledo, 1929

Enrique VALDIVIESO Pintura sevillana del siglo XIX. Sevilla, 1981 

Gerardo Pérez Calero La Exposición Agrícola, Industrial y Artística de Sevilla de 1858. Laboratorio de Arte 9. 1996

Carlos Hernando Cortés. Archivo Hispalense 1991

Luis Quesada. Pintura del siglo XIX .La colección Bellver. Córdoba, 2002

Antiqvaria, Ossorio

 

Fernando Alcolea. Estudios biográficos, abril 2014 

 

La casa campesina, 1876. Colección del Marqués de Campo.

 

 

Los recoveros. Exposición Nacional de 1890.

 

 

 

2396